13 de Noviembre de 2013

La historia de la bandera chilena que Blink-182 publicó en su Instagram

Hace unos años blink-182 publicó en su cuenta de Instagram una foto de una fan con la bandera de Chile y el mensaje "Chile y Sudamérica necesitan a Blink-182 / Estamos esperando un tour por Latino América."

Hablamos con Nicole Pulgar, la protagonista de esta foto para conocer todos los detalles de como fue su experiencia en Los Ángeles y obviamente saber cómo llegó esa foto a la cuenta oficial de Blink-182 en Instagram.

 

¿Cómo nace la idea de viajar? ¿Estabas allá o viajaste solo a eso?

La verdad es que cuando publicaron que habría un concierto para celebrar los diez años del disco “Untitled”, no me entusiasmé mayormente. Pensé: “Será un concierto más que me perderé”, pero cuando apareció el VIP Package y vi que incluía prueba de sonido, un póster autografiado por los tres y una polera exclusiva, la cosa cambió. No quería hacer la locura sola, así que llamé a mi hermano, que justo iba pasando por afuera de mi pieza, y le dije “¡mira esto! ¿Y si vamos?”. Era una idea medio loca, porque solo faltaban dos semanas para el concierto y había que moverse rápido. Mi hermano Christopher tiene 14 años, por lo que había que conseguirle el permiso notarial y también uno en el colegio para que no lo lesearan por faltar en pleno periodo de pruebas. Ahora, por un lado era eso y por el otro el cuento de la plata.

Yo estoy en 5to de Periodismo y de vez en cuando colaboro en un medio nacional, por lo que había podido ahorrar un poco de dinero durante el año. Tenía 400 lucas para pagar un hotel, las entradas (que costaron cerca de 64 mil pesos cada una) y para mantenernos en Los Angeles por un par de días. ¿Y los pasajes? Tenemos la suerte inmensa de que nuestro papá trabaja en Lan, por lo que tenemos dos pasajes gratis por año. Eso sí, si el avión se llena, no te embarcas, así que había que rezar porque justo cuando quisiéramos viajar, hubiesen cupos. Y los hubo :)

Nuestros papás saben lo mucho que amamos a Blink-182, así que apenas les contamos la idea, nos apoyaron. Mi papá se comunicó con un amigo suyo en Los Angeles, ¡que nos ayudó MUCHÍSIMO! Y el sueño empezó a hacerse más real. Primeramente queríamos ir al show del 7 de noviembre, porque incluía “questions and answers” (preguntas y respuestas), pero nos demoramos mucho en comprar y las entradas se agotaron. Estábamos perdiendo las esperanzas, porque el amigo de mi papá, Sergio, no lograba comprar las entradas y solo quedaban 20 tickets para el show del miércoles 6, pero justo cuando ya nos quedaban poquísimas esperanzas, llegó el gran mail gran. “Ya, ¡te salvaste! Logramos comprar dos boletos para el 6 de noviembre”. Ahí ya solo había que empezar a ver los detalles del viaje, y uno de ellos fue ir a comprar una bandera. Sentía, no sé por qué, que ese trozo de tela podría ayudarnos de algún modo a los fanáticos latinos.

 

¿Fue tu primer show de blink-182 en vivo?

No, el año pasado los vimos durante el tour europeo. Al igual que ahora, ocupamos los pasajes gratis y fuimos a verlos a Berlín, Alemania, donde tenemos un tío que vive allá y que se encargó de comprarnos los tickets varios meses antes. Ese concierto fue más planeado y esperado. Esa vez también vimos a un chico de Brasil que llevaba su bandera. De ahí saqué la idea ahora, pero quise añadirle un mensaje también, que supieran qué era lo que queríamos y esperábamos.

En la Max-Schmeling-Halle de Berlín sonaron increíble y, además, tuvieron de teloneros a The All American Rejects, que estuvieron buenísimos y muy potentes, pero que por desgracia, al parecer, no eran muy conocidos o apreciados por los germanos, porque estos ni siquiera los pescaban. Mala cosa.

 

¿En qué momento se te ocurre llevar la bandera y escribirle el mensaje?

Como contaba antes, fue después de ver a ese brasileño en Berlín. Pensaba en que si nosotros hubiésemos llevado una bandera chilena, quizás el mensaje hubiese sido más fuerte. Hubiéramos sido dos latinos en un show a miles de kilómetros de distancia, haciendo todo por ver a nuestra banda favorita, y diciendo “aquí estamos, a pesar de todo”, así que en esta oportunidad quise llevar la bandera chilena y, junto con ella, llevar también a todos mis amigos fanáticos de Blink.

 

 

nicole1

El mensaje lo pensé el mismo día del concierto en la mañana. Estábamos en el hotel y eran las 7:00 am, pero yo ya no podía dormir más (mi hermano estaba zeta). Ahí pensé en el mensaje, el que debía incluir a Latinoamérica de todas maneras, y quise que fuera algo sencillo. Solo escribí “Chile and South America need Blink-182”, pero luego quise ser más específica y agregué la frase de la parte inferior: “We are waiting for a Latin American tour”. Valió totalmente la pena.

Cuéntanos detalles de la foto que subió el staff de Blink182 a su cuenta oficial en Instagram

Estábamos en la fila, donde había unas 150 o 200 personas (todos VIP), cuando de pronto aparecieron tres tipos. Dos de ellos grababan y uno compilaba las firmas de autorización. Cuando este último llegó a nuestro lugar, le comenté que veníamos de Chile y que incluso andábamos con nuestra bandera. Se la mostré y él dijo que eso debía aparecer en el video sí o sí, que era increíble, así que esperamos hasta que llegó la cámara. El que filmaba era idéntico a Tom, aunque a nadie le importe ahahaha, y fue él el que más se sorprendió con el tema de la bandera y el viaje hecho solo para ver a la banda. Me puse media nerviosa, así que dije varias tonteras y hablé pésimo, pero el camarógrafo decía que no había problema, que era maravilloso lo que habíamos hecho por llegar. Estaba filmando cuando no aguantó más y le dijo al que conseguía las firmas: “¡Oye! ¿Puedes tomar mi teléfono y sacarle una foto, por favor? Esto es increíble… ¡Wow! Desde Chile…”. ¡Y paf! He ahí la foto que posteriormente subieron a su Instagram.

 

 

Como no tenía Internet en Estados Unidos, no había forma de que pudiera ver el Twitter o Instagram de Blink, por lo que me enteré de pura casualidad mientras esperábamos para entrar nuevamente al Palladium después del soundcheck, porque una vez terminada la prueba de sonido, TODOS tuvimos que volver a salir. The Interruptors ensayaron y recién entonces pudimos entrar nuevamente. Fue una tontera. Volviendo al momento en que vi la foto… Un chico que estaba adelante mío empezó a revisar el Twitter del grupo. Tenía una foto de Instagram adjunta, pero yo sólo leí “Chile” y me pregunté si estaría viendo bien o si era solo mi idea, así que para salir de dudas le dije al tipo: “disculpa, ¿ahí dice ‘Chile’?” y el chico me mostró su celular y dijo que sí. Luego me mostró la foto y le dije a mi hermano “¡MIRA ESOOOOO!”, mientras agitaba la bandera en mi mano. Resultó ser que el tipo al que le pregunté era mexicano (pero vivía allá, supongo) y cuando vio que yo era “la de la bandera”, se lo comentó a sus amigos y todos se dieron vuelta sorprendidos. Me felicitaban y decían que era demasiado “cool” lo que había hecho. Mucha buena onda, como que se alegraban por nosotros y porque el mensaje estaba en algunas de sus páginas oficiales.

 

¿Lograste conversar con algún integrante de la banda? ¿Cómo fue ese momento?

Sólo con Mark, durante la prueba de sonido, porque Travis estuvo siempre en el sector de la batería y Tom no se movió nada. Cuando estaba terminando el soundcheck me dije “es ahora o nunca” y grité: “¡HAGAN UN TOUR POR LATINOAMÉRICA!”. Para mi sorpresa, Mark pescó lo que dije, me miró y respondió, pero como estaba tan eufórica y nerviosa, no entendí ni changos lo que me dijo. Sí, me sentí súper gil, porque además todo el público como que se rió, pero igual le volví a gritar y dije “NO ME IMPORTA, ¡SOLO VAYAN!”.

Después, cuando estábamos esperando a los teloneros, vimos que había un chico de lentes detrás nuestro y que parecía muy interesado en lo que hablábamos. Justo una tipa que estaba delante de nosotros miró la foto de Instragram donde aparecía yo con la bandera y el tipo que estaba detrás nuestro la vio, y nos habló. Se llamaba Andrés y era de Venezuela. También había viajado solo para el concierto y sería la primera vez que vería a Blink-182 en vivo. Estaba muy emocionado y nosotros también. Le comenté que le había gritado a Mark y que me había respondido, pero que no había entendido nada de lo que dijo. Me dijo que él sí había entendido y que Mark había dicho “es que está tan lejos…”. Al menos mi respuesta de “no me importa, solo vayan” no sonaba tan idiota después de eso ahahaha.

 

Respecto al show, ¿qué te pareció? ¿Cómo fue la experiencia?

Uffff, ¡fue increíble! No podría haberle pedido más a la vida. Escuchar “Asthenia”, “Here’s your letter” o “Violence” en vivo fue la zorra, indescriptible. Tom ese día cantó realmente bien, Mark interactuó muchísimo con el público (como suele hacerlo) y Travis fue un monstruo con su batería. Escuchar el “Untitled” de principio a fin fue maravilloso, ¡y hasta incluyeron “Not Now”! Realmente valió la pena todo, TODO el esfuerzo.

 

nicole4

 

Creo, eso sí, que tuvimos demasiada suerte. Jamás creí que la bandera pudiera causar tal revuelo. Es más, se lo comentaba a mis amigas blinkeras como algo muy piola, como “llevo una bandera para representar a Chile” no más, pero no creí que, de un modo u otro, se convirtiera en un mensaje tan valioso para los fanáticos latinoamericanos, ni mucho menos que fuera considerado como algo tan importante, como para ser publicado en el Instagram de Blink (creo que el camarógrafo quedó demasiado sorprendido cuando le dije que era un viaje de 14 horas, desde Santiago a Los Angeles. Es probable que eso nos ayudara en demasía).

Además, también tuvimos la suerte de quedar en primera fila durante el soundcheck, por lo que la bandera se vio perfectamente bien. La esposa, los padres y el hijo de Mark no paraban de mirarla, e incluso Skye le tomó una fotografía. Cuando terminó la prueba de sonido, Mark empezó a mirar cuánta era la distancia entre el escenario y el piso. Me puse algo ansiosa y lo que creímos se hizo realidad. ¡Mark bajó para acercarse a nosotros, los de la primera fila! Miré hacia la izquierda y vi que tomaba el celular de una chica y se sacaba una foto junto a ella. Quise tener mi celular preparado por si teníamos la suerte, pero tenía la memoria llena, así que borré a diestra y siniestra cuánta cosa pude. En eso llega adonde estaba yo y toma mi teléfono. Creo que recuerdo poco de ese momento, estaba un poco en shock. ¿Cuál es la probabilidad de que Mark Hoppus tome tu celular y se disponga a sacarse una foto contigo? I mean, HOLLY SHIT!

 

nicole2

Recapitulando, Mark tomó mi teléfono y empezó a acercarse para tomarse la foto conmigo, pero en ese preciso momento le digo “with my little brother too!” y él repite: “Ok, with your little brother”. Hizo la cuenta regresiva (3… 2…  1…) y tomó la foto. Solo atiné a decirle gracias, nada más. Mi hermano, por su parte, le dijo “¡vayan a Chile!” y él respondió “trataremos”. Esperemos que realmente traten y lo hagan.

 

¿Alguna anécdota durante el concierto?

Durante el concierto está la magia de la música, de escuchar esas canciones que han marcado tu vida y de sentir la euforia junto a los demás fanáticos. Está la emoción de sentir que estás haciendo realidad un sueño, que puedes vibrar al compás de cada melodía, que estás ahí y que esa sucesión de minutos son todo lo que puedes pedirle a la vida. Eso, aunque de anécdota tenga nada, es lo más impagable de un concierto, sobre todo de uno de Blink. Porque incluso cuando la banda puede recibir críticas de cualquier aspecto, para un fanático de Tom, Mark y Travis ninguna de esas cuestiones tiene sentido si escuchas “Dammit” en vivo o si ríes junto a esa química indudable que existe entre esos tres locos que por años te han hecho sentir más que ninguna otra banda.

Al final del show, Mark lanzó al público cuatro poleras de su marca (Hi, my name is Mark). Cuando iba a tirar la segunda, se agachó un poco, me miró e hizo un gesto como diciendo “esta es para ti” y la lanzó justo hacia mis manos. No podía creer la cantidad de suerte que habíamos tenido, porque además de eso, tomamos tres stickers de Travis y seis uñetas de Mark. Eso sí, una de ellas se la regalé a Andrés, el venezolano, porque tanto esfuerzo por ver a blink ameritaba llevarse al menos un gran y valioso recuerdo de la banda. ¡Nos devolvimos a Chile más que regalados y felices! Sobre todo después de escuchar “Natives”, nuestra canción favorita del “Neighborhoods”. ¡HERMOSO!

 

nicole3

 

¿Es verdad que los gringos son aburridos como público o es solo un mito?

¡CERO! Ahahahaha. Casi morimos con mi hermano. Apenas empezaron los teloneros quedó la cagá. Todo el mundo se empujaba, habían personas gritando sobre nuestras cabezas (muy rock star) y una cantidad de mosh impresionante. Fue muy distinta a la experiencia en Berlín, donde todo se mantuvo muy tranquilo y sin problemas, a pesar de la emoción de los fans. Pero en L.A. la cosa fue lo opuesto en un 100%, e incluso ganamos varios moretones en el cuerpo, supongo que por los fuertes choques contra la reja. Y ni decir la cantidad de minas y tipos que sacaron desde el público. Era por lejos lo peor, porque al igual que en Chile, no había ninguna compasión con los que estábamos ahí, aguantando y recibiendo mil patadas por parte de aquellos que pedían ser evacuados del tumulto de gente.

 

nicole5

 

Por otra parte, los gringos en general son muy buena onda. Solo nos cruzamos con una tipa que andaba con el pololo y era la típica hueca que dice “ay, no se empujen, aquí estamos nosotros” (igual entramos antes que ella). Pero los demás, muy bacanes. De hecho, cuando salimos de la prueba de sonido, después de sacarnos la foto con Mark Hoppus, con mi hermano no parábamos de llorar de emoción. Las lágrimas eran necesarias, la situación era demasiado surrealista como para creerla a la primera. Dos gringas nos vieron y una de ellas preguntó si era la primera vez que los veíamos. Entre sollozos le dije: “el año pasado logramos verlos en Alemania, pero somos de Chile y viajamos solo para venir al concierto, igual que en esa oportunidad…”. La tipa hizo un adorable “awwwwwww”, agregó: “that it’s so cool, guys”, y dijo que se alegraba por nosotros. Tierni total.

Además, durante los primeros minutos del concierto, cuando aún no lográbamos quedar en primera fila y estábamos en segunda, un gringo tomó nuestra bandera y la puso en la parte de la reja. Cada vez que Blink terminaba una canción, él tomaba la bandera, la extendía y la levantaba tan alto como podía. Muy amable el gallo, porque también ayudaba a las minas a salir cuando se estaban ahogando durante el concierto. Mil doscientos jumbitos para él (por eso y por mino ahahaha).

 

¿Algún mensaje a los fans latinos que seguimos esperando verlos alguna vez en vivo?

Confío totalmente en que vendrán. ¿Cuándo? No sé, pero apostaría a que si hacen algo, sería en octubre del 2014, y OJALÁ que lo hagan. No hay que perder las esperanzas, sé que eventualmente podremos disfrutar de su música en nuestra propia tierra, ¿por cuánto tiempo más pueden hacerse los locos? ¡Los necesitamos aquí! Creo que ese mensaje se hizo escuchar a través de la bandera. Y no es que esté arriba del pony con lo sucedido, sino más bien me encuentro emocionada con saber que lo vieron, que supieron que estamos esperándolos y Blink suena fuerte no solo en Chile, sino que en todo Latinoamérica.

Espero con ansias el día en que pueda disfrutar junto a mis amigos chilenos de temazos como “What’s my age again?”, “All the small things” o “Up all night”, y rezaré porque esta vez sí toquen “Stay together for the kids”, mi canción eternamente favorita.

Sé que el fans club old school de Blink-182, al cual pertenecí y donde conocí a los fanáticos más la raja del planeta, pronto tendrán la misma suerte que tuvimos mi hermano y yo. Sé que la instancia se dará, ojalá más temprano que tarde, y que juntos iremos a acampar afuera del lugar del concierto para asegurarnos un lugar en las primeras filas. Para compartir juntos el sueño musical que por años nos ha mantenido a la espera y para cantar extasiados, justo al final del recital, “shit, piss, fuck, cunt, cocksucker, motherfucker, tit, fart, turd, and twat. I fucked your mom!”.

¡AGUANTE, BLINK 182 (EN LATINOAMÉRICA)!

 

Comentarios

¿Qué te pareció el nuevo material de blink-182 titulado Parking Lot?

Curiosidades
Blink Jr, Blink US y Doctor Blink eran otras opciones en las que Tom y Mark pensaron para el nombre de la banda
Down
X